Día 4 Guate – Mercado de Chichicastenango

Nuestro día empezó temprano, como suele pasar cuando se quiere aprovechar al máximo en los viajes. El desayuno del hotel que estaba incluido en el precio de la habitación lo empezaban a servir a las 7:15, así que a las 6:50 estábamos saliendo hacia el lago para disfrutarlo con el aire y la brisa de la mañana. De entrada lo que notamos al salir a la calle, fue la cantidad de basura de la pirotecnia que lanzaron ayer los Panajacheles para festejar el 24 de diciembre.

dsc_0879
Panajachel antes de las 7:00 am, desierto.

La hora nos permitió admirar una calma en las aguas y con los colores del sol levantándose… Y además nos permitió tener todo el lago para nosotros solos! A esta hora, habían apenas un par de vendedores armando sus toldos para su mercadería… un corredor qué vimos por ahí… y nadie más! Claro todos debían estar enfiestados del día de ayer, cierto?

www.unviajemas.com
La calma mañanera en las aguas del Atitlán
dsc_0887
Lago Atitlán y sus volcanes a la luz de la mañana

Después de un rato de andar dando vueltas por ahí, volvimos a nuestro hotel donde conocimos a Paco, una lora un poco vieja que hay en la recepción del hotel y que a ratos se quedaba ida, o dormida. El desayuno que estaba incluído en el costo de la habitación, estuvo delicioso y muy completo con un cerro de tortillas, huevos al gusto, plátanos maduros y los muy tradicionales frijoles volteados Guatemaltecos además de café y jugo de naranja! Nada más que pedir, energía suficiente para el día que llevábamos por delante.

dsc_0916
Paco la Lora
dav
Desayuno en Posada de los Volcanes

A las 8:00 llegaría a recogernos el Shuttle que habíamos contratado con el Hotel Posada de Los Volcanes para llevarnos al mercado de Chichicastenango para llevarnos después de la visita al mercado a Ciduad de Guatemala a tomar nuestro bus nocturno a Tikal, lo que no sabíamos es que nos harían una parada en Antigua de poco más de 2 horas. En punto nos recogieron en Posada de los Volcanes donde coincidimos con una turista Alemana con quien el día de ayer hicimos el tour de los 4 pueblos del Lago Atitlán. La buseta recogió unas personas más en diferentes puntos de Panajachel, y cuando estábamos a máxima capacidad, salimos camino a Chichicastenango.

Chichicastenango es el mercado aborigen más importante y grande de centroamerica, y se lleva a cabo sólamente los jueves y domingo así que a menos que te coincida o acomodés el viaje en estos días, no vale la pena ir hasta Chichicastenango ya que no hay mucho más que ver. El mercado se lleva a cabo en los alrededores de la Iglesia Santo Tomás, y venden todo lo que se te pueda ocurrir, y más: desde artesanías, comida, tortillas, pollo frito, pollos vivos, chompipes, y más! De hecho, nos comentaron que en este mercado sigue comerciándose con el trueque!! Vos podés llevar un chancho y te dan un chompipe! Por si andás un chancho por ahí y querés cambiarlo 🙂

El trayecto de Panajachel a Chichicastenango, considerando las paradas para recoger a otras personas en sus hoteles, nos tomó 1 hora y 30 minutos. Y una vez en Chichicastenango a eso de las 9:30 am la buseta se estacionó en un parqueo techado con baño con costo de 3Q. Debíamos estar de regreso a las 2:00 pm para hacer el cambio de buseta que nos llevaría a Antigua. Importante mencionar que las mochilas se quedan en la buseta para que no andés cargando eso por todo lado.

El parqueo está a 200 metros del mercado, el cual es al aire libre en las calles  pero por las que solo pueden transitar peatones. Como era tan temprano cuando llegamos, apenas estaban empezando a montar los puestos así que nos tomamos la caminata con mucha calma ojeando los souvenirs, pero que al final nos terminaron resultando muy similares a los que vimos en Antigua y Panajachel.

Si vas a comprar algo, tenés que recordar el regateo y empezar a bajar el precio, y bajarlo. Básicamente el método para saber si ya estás en el precio adecuado y que el vendedor no lo va a bajar más, tenés que hacer a irte y si no te detienen con un mejor precio, ese es el precio justo para ambos. Nosotros compramos dos cosas únicamente: unas sandalias y un bolso y en ambos casos, casi logramos regatear a la mitad del precio que nos dieron inicialmente.

dsc_0927

Cuando entrás al mercado, lo primero  y más llamativo que vas a encontrar son los colores de los tejidos guatemaltecos: colores tan vivos y hermosos y utilizados en mil formas. Después de la visita de ayer en uno de los pueblos con la explicación de como sacan el algodón, lo tiñen de forma natural y los tejen con los telares, estas telas toman mayor significado.

Como ya mencioné, en el mercado se puede encontrar de todo! Y de la anécdota más destacadas fue ver a una mujer caminando con un saco al hombro, y darnos cuenta por el sonido y el movimiento que en el saco llevaba un cerdo! Probablemente uno pequeño, pero un cerdo al fin! De igual forma, vimos un grupo de mujeres con gallinas amarradas de la pata, y chompipes… esperando para venderlos o cambiarlos por algo de interés.

El mercado en realidad se recorre muy rápido, así que lo mejor es tomárselo con mucha calma. Después de dar una vuelta general dimos con la Iglesia de Santo Tomás que es una iglesia con un estilo colonial en todo su esplendor, construida en 1540. En sus 18 gradas que representan los 18 meses del calendario maya se pueden encontrar mujeres vendiendo flores, hay personas ofreciéndote un tour con la historia del lugar y también hay chamanes quemando inciensos y que nosotros pudimos observar. Se dice que la iglesia fue construída sobre un sitio arqueológico y que aún hoy se da una combinación de rituales mayas.

dsc_0935
Iglesia Santo Tomás
dsc_0935_1
Venta de Flores en la Iglesia Santo Tomás

Justo al otro lado de la plaza, al frente de la Iglesia de Santo Tomás, se encuentra la Capilla del Calvario que puede ser fotografiada desde la entrada de la Iglesia. Es muy similar en arquitectura, con ese estilo colonial y característico blanco pero en un tamaño menor.

dsc_0935_2
Vista de la Capilla del Calvario desde la Iglesia de Santo Tomás
dsc_0935_3
Capilla del Calvario

Después de recorrer el mercado, ver sus arraigadas creencias y el comercio en su máximo esplendor, nos alejamos de su bullicio para acercarnos a otro lugar que llevábamos en mente conocer: El cementerio de Chichicastenango.

Lo llamativo de este lugar son los colores en sus tumbas, los cuales son producto de la tradición indígena, además de los contrastes sociales entre las mismas tumbas coloridas donde se encuentran desde una tumba en forma de pirámide maya en cemento hasta muchísimos montículos de tierra con apenas una cruz. En el cementerio aún se encuentran personas haciendo rituales mayas, manteniendo las tradiciones de sus ancestros.

dsc_0970
Tumba en forma de pirámide
dsc_0975
Tumbas con una sencilla cruz

Una vez terminada la visita al cementerio, volvimos a perdernos en el mercado. Después de dos horas, nos sentamos por ahí a descansar no tanto físicamente sino mentalmente ya que en el mercado se encuentran muchos contrastes y se palpa la pobreza en la zona, todas las personas se te acercan a ofrecerte algo diferente y es un poco abrumador. Escuchamos niños ofreciendo en francés, inglés e italiano y no dejaban de acercarse mujeres ofreciéndonos centros de mesa… al punto que una mujer nos ofreció uno en 800Q (Unos $110), diciéndonos que 800Q no era mucho dinero, en serio? Tuvimos que darnos un respiro antes de continuar.

Como nos quedaban todavía 3 horas en Chichicastenango decidimos dar más vueltas por ahí, aunque sinceramente consideramos que el tiempo que dan en el transporte, sobrepasa lo necesario para recorrerlo. En el mercado, anduvimos con nuestros bolsos al frente todo tiempo y sin nada en los bolsillos. Nos avisaron que se debe tener precaución ya que tratan de robarte, no de forma violenta, solo por descuido sacándote las cosas de los bolsillos por lo que nosotros no quisimos ni probar la teoría ni formar parte de las estadísticas y tomamos nuestras previsiones.

De las cosas que a mi más me llamaron la atención, fue ver la presencia tan fuerte de las mujeres en el mercado… donde casi podría afirmar que hay más mujeres que hombres. Vi mujeres haciendo tortillas, cargando animales, cargando niños, vendiendo mercadería y todas y cada una de ellas con su tradicional ropa con tejidos mayas… Algo que no vi en ni un solo hombre! Y me hizo cuestionarme por qué los hombres han dejado de utilizar sus trajes tradicionales…

dsc_0983
Familia en el mercado y el contraste de la ropa que se utiliza entre hombres y mujeres

En el mercado además pudimos observar las tortillas de masa negra! Para quien nunca las habíamos visto, nos dio gran impresión y ya luego conversando con un muchacho del lugar nos explico que esto es por los diferentes tipos de maíz que hay: colorados (rojos), negro, amarillo y blanco ¿Quién diría? :p Hay mujeres palmeando tortillas de sol a sol, por todos lados!! A nosotros nos encantan las tortillas, aunque la verdad no nos dio la curiosidad por comprar tortillas negras.

dsc_0999_1
Mujeres palmeando tortillas y la tradicional tortilla negra guatemalteca

Pasamos recorriendo más rato el mercado hasta que literalmente nos quedamos sin nada que hacer así que buscamos un lugar donde almorzar, entramos en un mini centro comercial cerca del parqueo donde estaba la buseta para tener un poco de tranquilidad del bullicio que envuelve el mercado y casualmente dentro había un restaurante llamado La Villa de Don Tomás que buscamos en Tripadvisor y tenía buenas recomendaciones, así que decidimos probar suerte.

La verdad no pudimos encontrar un mejor lugar, la atención desde el primer momento fue excepcional, pendientes de todo lo que ocuparamos. Nos dieron una sopa de entrada de cortesía que dado los vientos fríos que estaban soplando en el mercado y donde el sol no daba, nos ayudó a calentarnos. Pedimos 2 pollos a la plancha con arroz y verduras, además nos trajeron una torre de tortillas, acompañado de 3 coca-colas y todo nos costó 143Q (Unos $20). Todo estuvo delicioso!

dsc_0999_5
Almuerzo en La Villa de don Tomás

A eso de la 1:15 pm, fuimos hacia el parqueo donde se encontraba la buseta para esperar que fueran las 2:00 pm, hora que nuestro transporte nos llevaría de regreso a Antigua para hacer una “escala” de 2 horas y luego seguir hacia Ciudad de Guatemala. En el camino, antes de salir del mercado un niño nos interceptó para vendernos algun cosa, y nos preguntó de qué país eramos, cuando respondimos Costa Rica, nos respondió: “Costa Rica, de donde es Keylor Navas, aquí seguimos al Real Madrid” una anécdota que sin duda recordaremos, cuando sacamos pecho del orgullo de un Tico reconocido en otras latitudes!

SJCM0076.jpg
Mercado de Chichi con el niño admirador de Keylor Navas

El trayecto de Chichicastenango a Antigua fue de 2 horas y 15 minutos. Se hace de esta forma primero, para poder unir personas que van hacia el mismo sitio, pero además porque sino, ese tiempo que pasamos en Antigua hubiéramos tenido que hacerlo en la estación de buses en Ciudad de Guatemala, sin hacer nada… así que yo me alegré que así fuera.

A las 4:15 estábamos bajando de la buseta en Antigua, en el lugar del transporte nos guardaron las mochilas y nos indicaron que saldríamos a Ciudad de Guatemala a las 6:30 y que estuviéramos 20 minutos antes. Y ahí estábamos nuevamente en Antigua!! De nuestro Diario Día 2 – Conociendo y Recorriendo Antigua nos había quedado pendiente un lugar: El Cerro de la Cruz, así que desde que nos bajamos de la buseta empezamos a buscar un Tuk Tuk que nos llevar hacia allá. Sin embargo, siendo la fecha que era: 25 de diciembre, Antigua estaba a reventar… no cabía la gente!! Había muchísimas muchísimas personas por todo lado, y después de 30 minutos recorriendo las calles en busca de un Tuk Tuk, nos dimos por vencidos y por segunda vez el Cerro de la Cruz se nos negó.

dsc_0999_7
Antigua un 25 de diciembre, calles repletas de gente.

Decidimos utilizar el tiempo para tomar un café ya que no teníamos ningún plan fijo, pero hasta las cafeterías estaban a reventar! Compramos dos café fríos y un cheesecake por 90Q (Unos $12) y nos fuimos a sentar en lo que encontramos de espacio frente al parque, hombro con hombro con otras personas porque en serio no había espacio! La verdad, nos alegramos de que nuestro paso por Antigua este día fuera solo de horas, porque estaba demasiado lleno todo.

Como íbamos a pasar la noche en el bus, y dado que a las 6:30 partiríamos a Ciudad de Guatemala, decidimos ir a visitar nuevamente el lugar argentino Chermol para comprar unas empanadas Argentinas para llevar y poder comerlas en la noche en la estación del bus, se nos hizo lo más práctico y así podríamos saludar nuevamente a Julio.

Llegamos a Chermol y pedimos 2 limonadas para la espera y 6 empanadas argentinas para llevar por lo que pagamos 98Q (Unos $13). Y de nuevo estuvimos compartiendo con Julio, sobre viajes, sobre Argentina y sobre Costa Rica. De verdad que Julio no dejó una impresión super positiva, una gran persona! Compartimos nuestros contactos y cuando nos dimos cuenta eran las 6:15 pm, ya debíamos irnos…nos despedimos esta vez de forma definitiva esperando volver a visitar Chermol en el futuro.

DCIM100MEDIA
Con Julio, el Argentino dueño en Chermol

Salimos casi corriendo hacia el lugar donde nos esperaría la buseta, y llegando resultó que la buseta tenía 15 minutos esperando por nosotros, algo que no fue del todo nuestra culpa pues nos dijeron estar ahí a las 6:10. Pero sin mucho problema, subimos nuestras mochilas a la buseta y nos pusimos camino a Ciudad de Guatemala donde llegamos aproximadamente a las 7:50 pm a la estación Línea Dorada.

Nuestro bus saldría a las 9:00 pm así que encontramos unos asientos cerca de un conector, pusimos nuestros celulares a cargar y no quedaba más que esperar a que fueran las 9:00 pm. La estación del bus está en el corazón de Ciudad de Guatemala y dentro de la estación no hay nada para comer, así que les recomendamos si van a tomar el bus, llevar algo para comer.

mde
mde

A la hora de salida en punto, llegamos a nuestro bus sólo para decepcionarnos grandemente. Yo había hecho la reservación del bus, y por la información que leí en internet los buses serían de dos pisos y estos se podrían reclinar casi para ir acostado y dormir todo el camino. Cuando nos subimos al bus, era un bus normal y corriente… los asientos se reclinaban pero no tanto y no eran de dos pisos… Me había equivocado con la empresa autobusera!! Fue como un balde de agua fría! Pero estábamos ahí y ya no se podía hacer nada.

Los tiquetes los compramos por medio de nuestro hotel Posada de los Volcanes en Panajachel por $40 en un sentido ya que para comprarlos directamente tenía que hacer un pago por Western Union y se me hizo demasiado engorroso, eso sí dada la experiencia yo les recomendaría probar con el transporte Maya de Oro para hacer el traslado de Ciudad de Guatemala a Santa Elena, Petén por varias razones: La primera, por supuesto son los asientos que tienen mayor ángulo de inclinación por lo que vas casi acostado y así podés dormir mejor, pero lo que realmente me llevó a mi molesta todo el camino, es que el chofer llevaba música y súper alta! Es un bus nocturno, y las personas quieren dormir! Deberían considerar estas cosas porque yo soy una que me cuesta muchísimo conciliar el sueño, así que no fue una de las noches mas gratas que haya pasado, y por esto no recomendaría Línea Dorada. Al final, del mismo cansancio terminé durmiéndome pero fue bastante molesto.

Y así terminó otro día más en Guatemala, en un bus súper incómodos pero con la mirada puesta en que eso sólo nos acercaba a conocer uno de los lugares que por lo menos yo ansiaba conocer desde hacía mucho tiempo y con el que llevaba ilusionada desde que había empezado la planeación del viaje: Las pirámides del mundo Maya!

Resumen de Gastos Día 4

Gasto Categoría Total
Traslado: Panajachel – Chichicastenango – Antigua – Ciudad de Guatemala Traslado $56
Almuerzo La Villa de don Tomás Comida $20
Café Antigua “& Café” Comida $12
Cena Chermol Empanadas Argentinas para llevar Comida $13
Traslado: C. Guatemala – Petén Traslado $80
Total Día 4 (2 personas) $181

 

Diario Día 3 – Panajache, Lago Atitlán y 4 de sus pueblos Diario Día 5 – Yaxhá y Tikal
Itinerario completo Guatemala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *