Cerro Pelado en Fin de Semana

Como plan de fin de semana y buscando algo de aventura, decidimos viajar a Cerro Pelado en Cañas Guanacaste. En inicio, iríamos y volveríamos el mismo día como ya había hecho yo antes. Pero, siendo sincera se vuelve un poco cansado el esfuerzo físico que conlleva la subida al cerro y luego manejar hasta Heredia, así que busqué un hotel cercano en Cañas y así terminó siendo un plan de fin de semana.

La recompensa de Cerro Pelado

Hicimos el viaje con nuestros amigos Jeffry y Zeanne que son esposos, era la primera vez que íbamos de paseo de fin de semana con otra pareja, toda una nueva experiencia! Usualmente, solo somos Pablo y yo o con familia! Y no pudo resultar mejor. Esperamos repetir 🙂

Sábado

El sábado, a eso de las 10.00 am pusimos rumbo a Cerro Pelado. Nuestra intención era llegar directo al Cerro y subirlo para ver el atardecer. De camino, pasamos a un supermercado para comprar algunas provisiones para el camino, incluyendo Maní y chocolate que son fuentes de energía para este tipo de caminata.

Cuando el reloj daba las 12.30 md pasamos a almorzar a El Rancho de Ania, una sodita en Lourdes de Guanacaste, poco después del puente que divide Puntarenas y Guanacaste, sobre el Río Lagarto. Nos comimos un casado, que la verdad estaba rico, sin ser nada extraordinario y a un precio bastante turístico de ₡5200 con refresco incluido.

Después de almorzar, nos quedaba 1 hora más para llegar a Cerro Pelado, de hecho decidimos parar a almorzar estratégicamente para dejar un tiempo antes de llegar a empezar la caminata, y no subir recién almorzados.

Para llegar a Cerro Pelado se debe tomar el Desvío después del Río Jabilla, justo donde se encuentra el Super Las Flores, se trata de un camino de lastre, el camino está en buen estado, incluso se puede ir en sedán aunque probablemente un poco más despacio. No hay forma de perderse, hay señalización al llegar al parqueo!

Super Las Flores, donde inicia el camino de lastre a Cerro Pelado

Los potreros que se pasan en este trayecto son increíblemente preciosos, y en esta época del año en que fuimos, en Julio, todo estaba súper verde! Como les comenté, yo había ido antes, en época seca y todo estaba… seco jaja, así que fue como haber llegado a otro lugar.

Potreros camino a Cerro Pelado
Cerca al lado del camino
Las montañas de fondo son Cerro Pelado

Cerro Pelado

Se trata de una elevación de 600 m.s.n.m y, como dato curioso, sabés que el Cerro es un volcán que lleva dormido miles de años? Increíble que lo que algún día fuese un volcán, es por donde nos vamos a pasear y caminar a ver semejantes vistas.

El pico de Cerro Pelado

Ha alcanzado suma popularidad en los últimos años, y por esto ha cambiado bastante en comparación al viaje que yo hice a inicios del año pasado. Ahora cuenta con baños con ducha, está señalizado el camino y tienen palitos de madera que te prestan para subir, que te ayuden con las cuestas que hay, que dicho sea de paso son bien pronunciadas.

La principal diferencia que noté, fue la cantidad de carros que habían cuando llegamos. El año pasado, estabamos nosotros y un par de carros más si acaso, en esta oportunidad, el parqueo estaba lleno! Habían por lo menos 10 carros más, y algunas busetas, sin duda, es el lugar de moda y no es para menos! Es uno de los lugares con las vistas más bonitas, para mi gusto, en Costa Rica.

Los baños! Cuando yo fui el año pasado, el baño era únicamente la estructura de bambú… ha mejorado el lugar!
La entrada de Cerro Pelado
El parqueo, llenísimo!

Al llegar, un señor amablemente nos explicó sobre el camino, nos indicó que lo que se cobra es el parqueo que tiene un costo de ₡3000 y nos dió una hojita para anotar nuestros datos personales, y nos indicó que era importante anotarnos todos porque por medio de esa hoja, se cubría con la póliza del lugar… supongo que esta medida inició tras el incendio que se dio el año pasado donde 2 personas murieron trágicamente después de estar acampando, que iniciara el fuego y no pudieran escapar… una pena.

A eso de las 2.00 pm empezamos a subir. De los portones que hay para entrar hay 1 km hasta el primer punto panorámico, pero no crean que por ser una distancia corta es fácil, porque aquí de inicio están las cuestas más pesadas. La ventaja? Los primeros metros se hacen bajo la sombra, gracias a una parte boscosa que hay. Pero una vez pasás esto, el sol hace de las suyas. Para nuestra suerte, al menos en este punto, el día estaba bastante nublado y subimos a buen ritmo.

Se incia a la sombra de los árboles
Las cuestas más duras están en el primer kilómetro

Después de unas cuantas cuestas, la recompensa se empieza a asomar, cuando tenés la vista panorámica de las llanuras alrededor, de verdad te deja sin aliento, y lo mejor no ha llegado.

Subir, subir, subir
El chuzo de paisaje que se puede apreciar arriba
Bellísimo escenario de llanuras y montañas

Después de 40 minutos, llegamos a la cima del primer mirador panorámico, solo para quedarnos maravillados de la belleza de escenario que es Cerro Pelado, las montañas que se forman, el verde intenso, el camino sobre la montaña… es como llegar a otro mundo. Y si yo me sorprendí la primera vez, esta aún más por el paisaje tan distinto y no seco, al estar todo tan verde por ser época lluviosa.

Acá empezamos a sentir el viento intenso que hay en la cumbre de Cerro Pelado, y que es la principal razón del nombre de este lugar… el viento es tan fuerte, pero en serio tan fuerte que el zacate que crece, crece torcido. Unos cuantos árboles que hay están totalmente acostados y el resto de vegetación son arbustos pequeños. Por eso, el cerro a lo lejos se ve Pelado, porque ahí nada crece!

Los árboles crecen completamente acostados!
La vista desde la montañita en el primer mirador, no dejen de subir!
Desde el primer mirador… solo se camina 1 km para llegar aquí! De fondo se ve el Golfo de Nicoya y la Isla de Chira

Decidimos subir a la montaña que hay en este punto, y que permite una vista aún más panorámica… las vistas son increíbles, pero el viento era casi insoportable. Nos hicimos unas cuantas fotos, pero nos dimos cuenta que el clima no estaba a nuestro favor. Pablo estaba un poco engripado, todo parecía indicar que iba a llover, y hacía demasiado viento. Por lo que, decidimos que no íbamos a continuar los otros 2km que faltaban para llegar a la punta del Cerro, la que está más cercana al Golfo de Nicoya y desde donde se obtiene la “típica foto” en Cerro Pelado.

Lo bueno, es que como teníamos la reservación en el hotel, decidimos que volveríamos al día siguiente para llegar hasta el final! Y así, terminamos volviendo sobre nuestros pasos… el día estaba tan nublado que la verdad estoy segura que no veríamos nada del atardecer, colores, ni nada…. así que, fue más fácil dejar pasar la oportunidad.

En este aspecto, a menos que sea por suerte, creo que es mejor dejar la visita para tener fotos chivas del atardecer para la época seca, en esta época lluviosa que estamos, visitarlo se hace súper bonito por el escenario verde, pero no creo que sea una buena época para esperar esas fotos de postal de los atardeceres con colores anaranjados y cielos despejados. De hecho, hasta tengo mis dudas que se tengan colores incluso, del amanecer.

De regreso, a pesar que es todo bajada, se debe tener mucho cuidado y lo ideal es tener calzado con buen agarre, mejor aún, de montaña ya que hay mucha piedra suelta. Los bastones de montaña son requisito! Si tomás uno de madera de los que te prestan, no lo dejés botado creyendo que para la bajada no lo necesitarás, porque puede ser de cuando más te sea de utilidad.

Volvimos al carro, sabiendo que mañana volveríamos y terminaríamos de conocer este incríeble lugar y pusimos rumbo al hotel.

El Hotel

Debo confesarles que yo solo estaba buscando un lugar donde pasar la noche, no tenía nada de expectativas y nunca había escuchado de Hacienda La Pacifica, busqué en Booking como de costumbre, puse en el buscador Cañas y nos salió el hotel a un precio inmejorable para 2 adultos por habitación con desayuno en $59 con piscina en el hotel. Les dejo mi link de descuento con el que reciben un 10% de devolución en su reservación!

Pero cuando llegamos, nos sorprendimos gratamente!! Las instalaciones del lugar son grandes y muy bonitas. Con mucha zona verde. El hotel tiene piscina y restaurante y una terraza súper acogedora. Vimos pizotes por la propiedad! Las habitaciones están muy bien acondicionadas y son espaciosas, el único pero que le encontré el lugar fue con el colchón de la cama que era un poco viejo, pero tampoco de morirse, solo una mejora que podrían hacer. Tenía una mini refrigeradora, televisor de pantalla plana, cable, aire acondicionado, wifi, balcón y un baño muy bonito decorado y con agua caliente… algo más qué pedir?

Recepción del Hotel Hacienda La Pacífica
Terrazas con encanto y mucho verde

 

Descubrimos, que el hotel se encuentra situdo en la Hacienda que el expresidente Bernardo Soto le obsequió a su esposa Pacífica Fernández. Ella  mandó a construir la casa donde se retiraron después de la presidencia. La hacienda fue bautizada “La Pacífica” por obvias razones. De hecho, aún es posible realizar tours a la casona que increíblemente se mantiene en pie aún más de 100 años después! Si hubiésemos tenido más tiempo, sin duda hubiéramos hecho el tour! La hacienda tiene una extensión de más de 2000 hectáreas en una reserva privada en el bosque tropical seco de Guanacaste. Es un hotel qué vale muchísimo la pena.

Como eran horas de la tarde cuando llegamos al hotel, y somos todos unos señores, se nos apetecía tomar café, así que nos cambiamos y fuimos al restaurante y nos ofrecieron pan con mermelada casera. Decidimos tomarla en la terraza y tuvimos un rato muy agradable, escuchando la naturaleza, disfrutando la conversación de amigos y comiendo rico. El precio del café con pan con mermelada para 2 y 1 sandwich comparitdo fue de ₡5400. Nada mal!

Café!!

Cuando ya caía un poco más la noche, era hora de ir a aprovechar la piscina, que a pesar de ser época lluviosa, el clima si bien no era caluroso, tampoco era frío. Nos pusimos nuestros trajes de baño, y nos fuimos allá. A mi me sorprendió el tamaño de la piscina, bastante larga y en una sección bastante honda, apenas para nadar un poco. Si vas al hotel, no dejés de disfrutar su piscina, para descansar las piernas viene genial.

El resto de la noche, jugamos juegos de mesa, con lo que nos entretuvimos bastantes horas. Cuando nos dimos cuenta que eran las 9:00 pm y el restaurante lo cerraban a las 10:00, tuvimos que dejar la partida para ir a comer y reanudarla cuando volviéramos.

El restaurante del Hotel es bien bonito, con una buena decoración y un menú bastante completo. Nos pedimos unos cócteles para acompañar la cena y siendo los únicos clientes clientes la verdad que no se demoraron mucho en traerla. Muy recomendada la comida sin duda, de verdad que el hotel nos estaba encantando. La cena nos costó ₡10500 cada uno aproximadamente.

Domingo

A eso de las 6.30 am, estábamos en el restaurante del hotel desayunando, que estaba incluido en el precio de la habitación. El desayuno era bufet, con pinto, huevo, salchichas, pan, mermealda, frutas, jugo y café… no podíamos pedir más! De verdad este hotel fue acierto seguro, muy recomendado y especialmente por el precio nos pareció súper bien.

El restaurante del hotel, súper bonito
Las habitaciones
Desayuno completo

Desayunamos temprano con la intención de volver a Cerro Pelado y subir antes de que nos agarrara el sol fuerte Guanacasteco. El debate que tuvimos fue, si hacíamos el Check out antes de subir, o si volveríamos después… considerando el tiempo y que no queríamos ir en carreras decidimos hacer el Check Out en este momento, lo cual si fue una pena porque no pudimos disfrutar de las instalaciones por la mañana como era el plan original, y lo que hubiéramos podido hacer si no hubiéramos abortado la misión de subir hasta el final del cerro ayer… pero siempre habrá una próxima vez para volver y disfrutar así que no pasaba nada!

A las 8:00 estábamos de nuevo en la entrada de Cerro Pelado, y si ayer habían muchos carros, hoy además de carros habían varias busetas, probablemente mucha gente vino a ver el amanecer. Nosotros, no teníamos voluntad para levantarnos a las 3.30 am jaja y como les comento, no creo que esta sea una época para hacer esta aventura, lo nublado de la zona no creo que permita ver los colores, como en época seca.

Volvimos a hacer el camino de ayer con las cuestas fuertes al inicio, aunque al estar hoy más soleado, se hizo sí bastante más fuerte. Al llegar al primer mirador, continuamos el camino para llegar hasta la punta del Cerro, la que ayer no visitamos. El camino se hace bastante ameno, y aunque hay unas cuantas cuestas fuertes, lo peor ya lo habíamos pasado.

Combinación perfecta: celeste y verde
La vista desde la cima de Cerro Pelado
Verde, llanuras y montañas!
Parece paisaje de un país de cuento de hada
De los paisajes más impresionantes de Costa Rica, sin duda!

Se llega a un desvío, que ahora está señalizado. Pero acá les contaré mi anécdota… el año pasado cuando fuimos, no vimos el desvío y el camino no estaba tan marcado, nos pasamos la desviación y en lugar de caminar hacia la punta del Cerro, empezamos a bajar y bajar y bajar y llegamos a una catarata… no era la intención pero terminamos conociendo el otro sector y nunca llegamos a la punta. Para cuando subimos de regreso y vimos el camino que se nos había pasado, el cansancio de la bajada tan pronunciada que hicimos y luego la subida, sumado al calor de febrero en Guanacaste nos ganó y decidimos dejar para otra ocasión llegar a la punta del Cerro.

¿Por qué no había letreros el año pasado?

Así que, a partir de este punto todo era nuevo para mi! El viento en este punto se empieza a notar más… en puntos era tan fuerte que lo tiraba a uno hacia el lado y había que hacer todo el equilibrio para no acabar en el piso, no es exageración el viento es realmente fuerte.

El caminito en medio de tanto verde se hace aún más llamativo
Para dimensionar el tamaño de la montaña, Jeffrey al fondo!
Montaña y piedra, y de fondo… la sombra de algunas montañas, o volcanes?
El viento es súper fuerte!

Llegamos a la punta a eso de las 10:00 am, nosotros nos tomamos el camino con bastante calma, parábamos a hacer fotos pero si vas rápido, de fijo lo hacés en menos tiempo.

Ya en el mirador de la punta, nos sentamos en la única piedra que hay a recobrar energías, nos comimos nuestra merienda reparadora y después vino la sesión fotográfica, porque cuando estás en un lugar como estos, con estos paisajes, tenés que aprovechar para llevarte un buen retrato.

De cuando comprendemos nuestra insignificancia a la par de la naturaleza
El pico final, llegar a su cumbre es un poco más complicado, con muchas rocas

Jeffry, decidió seguir el camino hasta la última punta del Cerro, al inicio yo también lo iba a hacer, pero ya después me lo pensé bien y estaba algo cansada y decidí guardar mis energías para el regreso al carro. A Jeffry le tomó 30 minutos ir y volver, aunque no creo que sea una buena referencia, ya que él es un poco intenso… así que calculá más tiempo y considerá también que llegar a este punto es algo más cansado por la inclinación y lo rocoso del camino, de hecho, hay cuerdas para que te ayudés a subir.

De regreso, todo transcurrió con normalidad, algo cansados pero felices de lo que estábamos teniendo la oportunidad de ver, aplicando al 100% el dicho de “Si no escalas la montaña, jamás podrás disfrutar del paisaje” y qué pedazo de paisaje tenemos en la cima de Cerro Pelado.

De regreso, paisajes de postal

Volvimos al carro a eso de las 12:00 md, listos para nuestro regreso a Heredia.

Para terminar nuestro día, de camino, decidimos pasar a almorzar al Puerto así que tuvimos 1,5 hora de camino antes de ver nuestro almuerzo! Pero no sin antes, detenernos en una pulpería que hay de camino a Cerro Pelado y que nos hizo pensar en la forma como nacieron las pulperías y que tanto se ha perdido… aquí teníamos una con todas las de la ley!

La Pulpería!

El Puerto

No importa cuantas veces uno haya ido al Puerto, se vuelve toda una experiencia caminar por sus calles, su ambiente y su comida! Y si a eso le sumamos que por estar en periodo de vacaciones, el lugar estaba bastante lleno y con muy buen ambiente.

Almorzamos en el restaurante La Ostra como no podía ser otra cosa, arroz especial con mariscos que fue acierto seguro… el lugar nos pareció bastante bien así que, más que recomendado. Con refresco nos costó ₡6715.

Yo aproveché además, para hacer algunas fotos, que de verdad el ambiente estaba en lo más y mejor, las ventas de inflables, la mejenga en la playa, las cervezas que no podían faltar y las familias disfrutando de un día en el mar… El Puerto es todo un emblema en nuestro país.

Paisaje pintoresco de la visita al Puerto
No pueden faltar los vigorones
Tampoco pueden faltar las mejengas, y la Imperial!

La intención era también comernos un Churchill, pero al final, estábamos tan llenos del almuerzo que haber comido uno era glotonería, así que, simplemente tomamos el carro y volvimos a nuestro hogar, sin ningún inconveniente.

¿Qué llevar a Cerro Pelado?

Te dejo un listado de los imprescindibles para ir a Cerro Pelado, para que lo considerés al hacer tu bolso!

  • Zapatos con buen agarre, de preferencia de montaña.
  • Sombrero para cubrirte del sol. También puede ser gorra, pero entonces recordá usar bloqueador en las orejas, que yo no me puse y se me quemaron 🙁
  • Protector solar.
  • Bastones de montaña, aunque en el parqueo del Cerro te dejan tomar de los que ellos tienen de madera.
  • Abrigo para cuando estés arriba, el viento es muy fuerte y para cuando te sentés a descansar lo necesitarás porque el sudor te hará sentir frío.
  • Mucha agua! Nosotros tenemos un Camelback, la bolsa de agua que se pone dentro del bolso y por medio de una manguera que se engancha a la parte frontal del bolso en el cuerpo, se puede ir tomando de camino sin necesidad de parar para sacar la botella… si te gustan las caminatas este es un indispensable. Lo podés comprar en Amazon, hay cientos de opciones y para todos los presupuestos.
  • Merienda para tomar en la cima y recuperar las fuerzas. Llevá algo que te ayude a tener energía: barritas, bananos, maní, almendras, chocolates.
  • Ropa cómoda, de preferencia no vayás en Jeans! Una licra o un pantalón especializado de montaña es el ideal.
  • Lentes de sol. Yo los olvidé y en las fotos salgo chinita por el sol o por el viento jajaja…
  • Cámara, sin duda!
  • Un poncho, si vas en época lluviosa lo mejor es ir preparado, recordá que ya una vez en la montaña, no hay vuelta de hoja. Si llevás equipo fotográfico, te ayuda a protegerlo y siempre va bien llevar una bolsa como proteción extra.
Pero por sobre todo, lo que se debe llevar es actitud!

Al final del viaje, hacíamos la reflexión que, muchas veces dejamos pasar el tiempo sin hacer nada diferente por “falta de tiempo” cuando en realidad, en un fin de semana se puede hacer mucho! Esa es la gran bendición que yo considero que tenemos al tener un país tan pequeño donde podemos llegar de un lugar a otro en 3-4 horas. Muchas veces es solo proponernos salir de nuestra zona de confort, y salir a aventurarnos un poco.

Así que ya sabés, salí a disfrutar de nuestro país, salí a disfrutar de ¡Un Viaje Más!

Si no querés perderte ninguna de nuestras aventuras, recordá suscribirte al blog y así recibís una notificación cada vez que hacemos una publicación nueva.

Muchas gracias por leernos, recordá seguirnos en Instagram y Facebook para seguir nuestras aventuras. Además, ayudanos a compartir este post, y así seguimos creciendo y creando una comunidad de Viajeros que sueñan con Un Viaje Más.


Más Fotos

Si querés ver mas fotos de este chuzo de Viaje, te dejo unas cuantas más! El paisaje de Cerro Pelado es increíble, no hay fotos que le hagan justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *