Día 9 Guate – Traslado a C. de Guatemala

Era nuestro penúltimo día en Guatemala y no iba a ser un día fácil, sabíamos que teníamos por delante otras 8-9 horas para salir de Semuc Champey hacia Ciudad de Guatemala.

Nos levantamos a las 5:00 am y con ese frío mañanero nos dirigimos a los baños comunales, los cuales ya estaban un poco llenos porque todas las personas que salían hacia Ciudad de Guatemala tomarían el mismo transporte que salía del hotel a las 7:00 am. Una vez bañados, y como habíamos dejado la mochila lista y acomodada desde el día anterior nos fuimos directo a desayunar donde repetimos del día anterior, yo con Pancakes y Pablo con un desayuno Chapín: huevos, frijoles y pan.

dsc_0387
Nuestro desayuno en El Portal

Tomamos nuestro desayuno con Lucas, un Sur Coreano que conocimos en el transporte de Lanquín al Hostal, un chico muy simpático que se encontraba en ese rincón del mundo disfrutando de unos días libres ya que estaba trabajando en Guatemala como voluntario mientras aprendía inglés.

DCIM101MEDIA
Nuestro transporte tipo-ganado con nuestro amigo Lucas

A las 7 en punto, llegaron los transportes en los que volveríamos a ir como ganado en el cajón del carro, ahora de día podríamos admirar el camino y darnos cuenta de lo que ya sospechábamos… qué este transporte no es seguro en lo absoluto! Pero de nuevo, era lo que había y nada que hacer.

DCIM101MEDIA
Pick-up 4×4 para el traslado Semuc Champey – Lanquín

Llegamos a las 8 a Lanquín y nos dejaron en un restaurante para que esperáramos ahí la buseta que habíamos contratado con Aventuras Turísticas. No tardó mucho en llegar y agradecí grandemente ver que era una buseta al menos en apariencia más cómoda que la del traslado de Flores a Lanquín. Ahí la muchacha que nos había vendido los traslados nos solicitó la boleta que nos había entregado, subieron las mochilas de nuevo en la parte de arriba del transporte y en poco menos de 15 minutos ya íbamos de camino, o al menos eso pensamos.

La buseta entró en varios lugares a recoger personas, pero la historia por excelencia será que en uno de los hoteles que entró donde la calle estaba un poco embarrialada por las lluvias del día anterior y cuando tratamos de salir, había una cuesta y el chofer no lo logró. Estuvimos pegados ahí durante unos 15 minutos, el señor hizo 6 intentos de subir sin éxito, al punto que tuvieron que bajarse algunos de la buseta y ni así se pudo… ya yo me empecé a preocupar porque no quería más retrasos, el viaje era bastante largo para tener que esperar otra buseta o peor aún, una grúa ahí en medio de la nada. Al final, la historia se resolvió cuando nos pidieron a los que estábamos dentro de la buseta que nos fuéramos todos para la parte de atrás para, hacer peso. Y así, terminamos subiendo! El chofer recibió aplausos de todos, al final fue una anécdota divertida porque todo resultó bien.

Después de todas la odisea para que la buseta saliera, terminamos dejando Lanquín casi a las 9:00 am. El trayecto hasta Cobán, el lugar donde estratégicamente hicimos una parada fue muy tranquilo, de nuevo contemplando el paisaje y la pobreza entre música para hacer más ameno el camino.

Llegamos a una cafetería justo al lado donde la empresa Aventuras Turísticas tiene sus oficinas en Cobán y ahí nos hicieron una parada de 30 minutos… muy convenientemente. Pero bueno, ya era como las 10.30 am por lo que aprovechamos para tomarnos un café y una repostería de manzana y canela y un cheesecake por lo que pagamos 50Q (Unos $9). Además aprovechamos la conexión de Internet y nos sobró tiempo para ansiar ponernos de camino… entre más rápido nos fuéramos, más rápido llegaríamos.

dsc_0398
Cafe de media mañana

En Cobán tomamos la carretera que sería un nuevo paisaje para nosotros y por la que llegaríamos a Ciudad de Guatemala, donde debo decir se tienen unas vistas muy bonitas de las montañas! Pero antes de dejar Cobán, escuchamos algo que nos dejaría atónitos. El chofer debía pasar a recoger otra persona… en la buseta no cabía nadie más, todos los campos estaban llenos! Así que se resolvió sentando a una joven asiática que no entendía una palabra en inglés y mucho menos en español en el asiento a la par del chofer, un lugar súper incomodo donde llevaba los pies encojidos… de verdad no me puedo ni imaginar como pudo llegar a su destino (que encima era Antigua, no Ciudad de Guatemala).

Con la chica arriba, continuamos nuestro camino, y como no podía ser una aventura sin otro imprevisto, a eso de las 1:30 nos detuvimos en un lugar, que obviamente no sabría decir donde, para revisar la buseta pues según dijeron tenía un inconveniente. Parecía que todas las ganas que tenía de llegar yo a Ciudad de Guatemala o al menos de dejar las busetas no hacía mas que convertirse en mi contra.

Pero la parada mecánica no pasó a más, y en unos 10 mintuos continuamos el camino. Unas dos horas después llegó la tan apreciada parada para almorzar, en un restaurante que era más que evidente que no llegaban más que los turistas que pasaban en las busetas y con quien no tengo duda que estaba conversado-tratado que se detuvieran ahí. El lugar la verdad fue malo con ganas, eran puras opciones de comida rápida y terminamos escogiendo unas hamburguesas con papas y una gaseosa por lo que pagamos 68Q (Unos $9)… y una cerveza Gallo con historia jaja.

dsc_0410
Hamburguesa con gaseosa… lo más rápido

Cuando nos subimos a la buseta, nos sentamos en la parte de adelante. Pablo se fue junto al chofer y yo justo detrás y a la par venía una pareja con quien empezamos a hacer conversación. Resultó ser una pareja de Guatemaltecos de Antigua que estuvo de visita recientemente en Costa Rica por lo que se emocionaron muchísimo cuando pudieron contarnos de las visitas que hicieron a Jacó y Manuel Antonio. Entre las conversaciones salió el tema de las cervezas a los cual ellos defendieron sus famosas Gallo como ser mejores en sabor que las Imperial de Costa Rica… Nosotros ninguno de los dos es que seámos fans de la cerveza así que no teníamos como refutar eso, y menos aún que no habíamos probado las Gallo. El señor este, casi que no podía creer que no hubiésemos tomado una cerveza en todo el viaje y nos dijo que cuando paráramos para almorzar él nos invitaría a una… Y así lo hizo! Nos llevó con una lata gigante de Gallo y por cortesía nos la tomamos.

dsc_0409
La cerveza de Guatemala

Nos la tomamos solo para descubrir que ese Señor no podía estar más equivocado!! La cerveza Gallo es una cerveza perfecta para mi que no me gusta la Imperial que es tan amarga (para mi gusto) la Gallo tiene más sabor a una Silver. Pero bueno… agradecimos grandemente el gesto y la disfrutamos mucho, y al menos gracias a él no regresamos sin probarla.

La parada fue como de 1 hora, yo aproveché para cargar mi teléfono y después volvimos a poner camino al último tramo y que según Google Maps faltarían unas 2 horas…. Sí, 2 horas!

Llegamos a Ciudad de Guatemala a eso de las 5:00 pm para encontrarla en lo más y mejor de la hora pico y estuvimos en presa un buen tramo del camino. Nos hicieron la parada para bajar en algún lugar de la Ciudad donde también se quedó Lucas el chico Sur Coreano, y las demás personas seguiría su camino a Antigua. Lucas nos ayudó para llamar un taxi pues nos dijo que no tomáramos los taxis blancos (porque no están asociados a ninguna Cooperativa y basicamente no sabés con quién te estás montando, además que son más caros) y en cambio tomaramos  un taxi verde o amarillo, él nos hizo el favor de llamar uno verde. Una vez que nos llamó el taxi nos dijo que él se iba a ir en Uber jajaja por que no nos lo dijo antes!! Inmediatamente le pedimos que cancelara el taxi y solicitamos un Uber! Yo había googleado sobre uber hacía algunos meses y había leído que no estaban en Guatemala, pero casualmente habían ingresado unos 15 días antes de nuestro viaje! Así que no íbamos a peerder la oportunidad de utilizarlo.

sdr
Presas en Ciudad de Guatemala

Llegó primero el Uber de Lucas así que nos despedimos, no sin antes prometer que si visitamos Corea del Sur o él Costa Rica, nos pondríamos en contacto! A los 10 minutos llegó nuestro Uber con un chico súper simpàtico como suelen ser los conductores de Uber, y pagmaos por el transporte 31Q (Unos $4).

Nuestro destino era el último hotel en el que nos hospedaríamos, el Barceló Ciudad de Guatemela, un hotel que escogimos por la cercanía al aeropuerto, porque tenían Shuttle gratuito, desayuno incluido, para estar en una zona segura de Ciudad de Guatemala, pero especialmente porque lo encontramos a un precio bastante razonable para un hotel 5 estrellas. El hotel incluso tiene piscina temperada que nosotros no dudamos en aprovechar! Es un hotel que recomiendo grandemente si como nosotros, tu vuelo sale por la tarde, porque así se puede aprovechar el desayuno y la piscina por la mañana.

Llegamos al hotel a eso de las 6:30 pm, el hotel es muy bonito como lo suelen ser estos grandes hoteles, todo brilla. Me apenó que llegáramos tan tarde, hubiese sido bonito aprovechar mas tiempo ya que pagamos de más por el hotel.

Hicimos el Check-In y nos dieron la llave de nuestra habitación en un séptimo piso… llegamos y tenía un balcón con una vista muy chiva de la ciudad y la carretera… había luna creciente y se veía súper bonita! Nos sentamos un rato a admirar el paisaje. La habitación era bastante espaciosa, de verdad de las habitaciones más bonitas en las que hemos estado, pero claro, no somos el mejor punto de referencia porque los hoteles es una de las cosas en las que siempre procuramos ahorrar… al fin y al cabo nunca estamos en las habitaciones o las utilizamos literalmente solo para dormir.

dsc_0411
Nuestra maravillosa vista desde la habitación
dsc_0412
Desde el 7mo piso del Barceló Ciudad de Guatemala

Después de un rato de descansar de un viaje tan pesado y muy importante… bañarnos! Empezamos a barajar las opciones para comer! Antes del viaje, yo había googleado para ver dónde podíamos ir cerca, y había encontrado un restaurante de sushi que es de nuestra comida favorita y que no habíamos tenido la oportunidad de comerlo en Guatemala. El restaurante que encontramos quedaba como a 2km, vimos la posibilidad de ir caminando, que nos tomaría unos 30 minutos según Google Maps o pagar Uber. Pero para cuando nos dimos cuenta entre una cosa y otra, la pereza y demás… eran las 8:00pm y estábamos muy hambrientos.

Muy para nuestra conveniencia, o parte de lo que nos hizo cancelar el plan de ir al otro restaurante, fue que dentro del Barceló había un restaurante de Sushi, nos mentalizamos a que iba a ser caro, y decidimos probar suerte, estaba a 1 ascensor y 7 pisos de distancia.

La verdad, todo estuvo genial, el pescado súper fresco, tanto que el plato que escogimos traía unos Nigiris (el que trae la pelotita de arroz y un corte de pescado fresco encima) y fue de los más deliciosos que hayamos comido, usualmente solo comemos rollitos de Sushi. El plato lo acompañamos con agua, sí, desde hace varios días y después de pasar a punta de mucha gaseosa, ya lo único que yo quería tomar realmente era agua. Pagamos una cuenta de 313Q (Unos $42), la más costosa en todo el viaje como ya nos habíamos mentalizado pero que valió la pena y más.

dsc_0414
Sushi en el restaurante del Barceló Ciudad de Guatemala

Para cuando regresamos a nuestra habitación eran casi las 10:00pm y dado que nuestro día había empezado muy temprano desde las 5:00am no tardó mucho tiempo para que cayéramos rendidos, en la última noche que pasaríamos en tierras Chapinas.

Resumen de Gastos Día 9

Gasto Categoría Total
Desayuno Comida $9
Café media mañana Comida $7
Almuerzo Comida $9
Uber al Hotel Transporte $4
Cena Comida $42
Total día 9 (para 2 personas) $71

 

Día 8 – Semuc Champey y sus pozas esmeralda Día 10 – Volviendo a mi Costa Rica
Itinerario completo Guatemala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *