Día 6 Guate – Tikal y Flores

Nos levantamos dentro del parque Tikal muy de mañana, habíamos acordado con nuestro guía salir a recorrer este monumento a las 7:30 am, algo de lo que nos arrepentiríamos luego pues teníamos que dejar la habitación a las 12:00 md y el final del recorrido nos hizo falta tiempo, así que lo mejor es iniciar a las 7:00 am en punto! Pero primero, tomamos nuestro desayuno en el restaurante del hotel y que debo decir fue uno de los mejores desayunos que tuvimos en Guatemala. Un platillo con un nombre súper original: y aún más delicioso, y por 123Q (Unos $17) desayunamos y nos pusimos camino a uno de los lugares más populares de Guatemala: Tikal.

dav
Desayuno en Jaguar Inn

El nombre de nuestro guía es Valentín habíamos acordado el pago en 300Q(Unos $40) un precio que nos pareció correcto dado que el tour duraría 4 horas y media, y lo tendríamos solo para nosotros. Don Valentín trabajó en el desentierro y restauración de uno de los templos en Tikal y nos dio un servicio increíble, el conocimiento del sitio, la historia, el área es inigualable y es por esta razón que de nuevo recomendamos que se tome un guía, es mejor ahorrar en otros puntos del viaje que en conocer la historia de lo que nos ha llevado hasta este rincón del mundo.

Volvimos a pasar el control donde nos chequearon el tiquete de entrada y nos indicaron que no debíamos perderlo porque nos lo podían pedir en cualquier momento. Pasado este control, en la entrada del recorrido pudimos ver además una manada de pisotes que según Valentín son muy usuales en la zona y en manada. Y continuando un poco más, pudimos observar un árbol súper bonito, nada mas y nada menos que un árbol Ceiba, el árbol sagrado de los mayas… viendo lo bonito y llamativo de este árbol, no es raro pensar que los mayas tuvieran creencias de que por su altura, las grandes ramas y las grandes raíces fuera una forma de comunicación entre los vivos y el inframundo.

3
Ceiba: árbol sagrado de los mayas y árbol nacional de Guatemala

Continuamos nuestro avance, y en unos 15 minutos llegamos al Complejo Q, un conjunto de estructuras mayas con las que ya nos habíamos empezado a familiarizar: dos palacios y dos pirámides gemelas, cada uno de estos edificios apuntando hacia un punto cardinal, que era algo sagrado para los mayas. La curiosidad de este complejo es que, una de las pirámides está desenterrada mientras la otra yace todavía bajo tierra, esperando a ser descubierta (literalmente). La pirámide desenterrada tiene 7 estelas con sus altares respectivos y hay además un altar “moderno” el cual es utilizado en la actualidad por mayas que mantienen las tradiciones y ritos de sus ancestros. Esta pirámide se puede escalar y fue la primer estructura en Tikal que conquistamos.

7
Pirámide gemela en el Complejo Q con un grupo de mayas que llegaron a hacer rituales

Seguimos camino pasando los complejos O y R sin mayor detalle ya que siguen enterrados bajo tierra, y continuamos hacia una de las estructuras más populares en Tikal: El Templo VI. El trayecto es un poco agotador y hace mucho calor a pesar que no pasaban ni las 8:00 am y era un día gris… no me puedo imaginar qué sería de esta zona sin tanto bosque y menos aún como es en un día de verano.

9
Complejo O y R todavía bajo la selva Guatemalteca
10
Estructuras mayas y estela protegida

Llegamos al final de una calzada y de frente teníamos el templo IV, el templo más alto en Tikal que tiene 25 metros de altura y donde, por su ubicación la gente lo sube para ver los amaneceres… claro que esto es en una época con buen clima que no fue nuestro caso ya que en diciembre todo estaba muy nublado y gris y pensamos que si no logramos ver el atardecer ayer en Tikal, menos íbamos a ver el amanecer hoy ya que estaba muy nublado. Para hacer este tour había que salir a las 4:00 así que decidimos no arriesgar ni nuestro dinero ni nuestro sueño ya que habían 99% de probabilidad de no ver nada (y ojo que esto no se lo dicen a los turistas por supuesto, para ellos todos los días hay un amanecer y atardecer de película). De nuevo, así es la naturaleza y con eso no se podía hacer nada más que aceptarla y resignarse y bueno… proponerse volver a Tikal en otra época 🙂 buen propósito de año nuevo, no?

11-2
Templo IV visto desde la penumbra de la neblina

Como conté, el día estaba súper nublado pero aún así no íbamos a dejar de subir al Templo IV, y eso hicimos. Subimos un montón de gradas de madera… llegamos arriba y habían otras personas sentadas viendo la neblina… nos sentamos nosotros también y creo que muy en el fondo todos estábamos esperando que mágicamente viniera un viento y se llevara la neblina… hasta intentamos soplar muy fuerte pero como ya se imaginarán no funcionó mucho. Estando ahí conversamos con un viajero Italiano que había venido desde México!! Hizo México – Belice – Tikal, según él porque no tenía mucho que hacer y el clima no estaba muy favorable en méxico y se le había ocurrido hacer el recorrido… parece que él fue quien nos trajo la mala suerte en el clima y no nos permitió tener las vistas de los otros templos desde arriba.

11
En la cima del Templo IV, neblina y más neblina

Tomamos un par de fotos más y nos sentamos por ahí esperando el milagro… cuando cayó un diluvio que nos espantó a todos del templo IV, todos íbamos bajando como si no hubiera mañana huyendo del agua, llegamos a la base y buscamos refugio en una pequeña zona de descanso con techo donde aproveché para comprar una capa en 25Q (Poco menos de $4) y que no me sirvió más de 10 minutos que fue lo que duró la lluvia… Aunque me iba a ser de mucha utilidad en Semuc Champey, pero eso lo contaré más adelante (el clima estaba decidido a no dar tregua).

dsc_0009
En un buen día, desde el Templo IV se ve la cima de los otros templos… no en nuestro caso

El siguiente complejo de estructuras que visitamos fue “El mundo perdido” un lugar que según nos comentó Valentín fue la principal plaza en Tikal pero que los arqueólogos la descubrieron hasta tiempo después cuando ya habían puesto todos sus esfuerzos en la actual “Plaza central” de Tikal donde está la estructura del Gran Jaguar.

dsc_0012
Altar en la cima del Templo del Mundo Perdido

Acá de nuevo tuvimos la posibilidad de subir a una de las estructuras, un templo súper alto desde el que se obtienen vistas preciosas de la selva en Tikal y de la otra pirámide y que en la cúspide tiene un altar. Bajamos y continuamos hacia la Pirámide del complejo del mundo perdido una estructura aún más alta que el templo y a la cual ya no se tiene acceso… Se decidió prohibir su paso tras la muerte de 3 turistas aunque parezca increíble pero cierto, y de hecho, nos contó Valentín que un Tico casi muere cayendo de esta pirámide, pero logró sobrevivir. Se está en planes de construir escaleras de madera para tener acceso a su cima, sin embargo, al igual que muchas otras estructuras que faltan de restaurar no hay mucho apoyo político y los recursos no abundan en la zona.

dsc_0022
Pirámide del Mundo Perdido, donde está prohibido subir porque fallecieron varios turistas en su intento por escalarla.

Seguimos el camino hacia la plaza de los 7 templos donde se encuentran el triple juego de pelota de tamaño mucho mayor a los que vimos en Yaxhá y que según nos explicó nuestro guía contaban con escaleras para que el árbitro pudiera observar desde arriba el juego. Esta plaza es muy grande e imponente y cuando te detenés a imaginar como pudo ser en sus años de gloria, te quedás realmente boquiabierto. En la dirección contraria al triple juego de pelota se encuentra el recinto por donde ingresaba el público a observar el juego (tipo la taquilla de un estadio) y también era el lugar donde los jugadores esperaban y entrenaban previo al juego (los vestidores?). A un lado de esta plaza, se encuentran los 7 templos por los cuales lleva el nombre la plaza que eran lugares para la clase alta, probablemente para observar los juegos y a donde los jugadores se dirigían antes de comenzar el juego como tradición. Esta plaza fue uno de los lugares que a mi en lo personal me sorprendió más, por lo grande y por lo que debió ser en su época.

dsc_0027
Estructura maya con una mascara original (en el hueco abajo a la derecha)
dsc_0028
Uno de los tres juegos de pelota de la plaza (Aún sin restaurar)
dsc_0036
Un amigo que encontramos en Tikal! Súper fotogénico

Avanzamos y pasamos a un costado de la Acrópolis Sur que hoy se ve como una gran montaña, esperando a ser descubierta… tal vez algún día? Y seguimos nuestro camino hacia otra de las cerezas del lugar: El Templo V. Este es el templo en el que trabajó nuestro guía en la restauración y hasta pudimos ver su foto y nombre en un mini-rústico-museo que hay justo frente al templo con fotos de los trabajos de restauración, el antes y el después… si están por este templo no se pierdan estas fotos porque es impresionante ver los cambios. Valentín nos mostró justo al frente del templo, una peña parte de la selva: un enorme hueco lleno de árboles y naturaleza que sin un guía no ves nada más… pero ahí justamente es donde los Mayas de Tikal construyeron uno de los lugares más importantes para que la civilización pudiera existir en medio de la selva sin ríos cerca… un “tanque” para acumular agua. Por esto volvemos a reiterar la importancia de que cuenten con un guía!!

dsc_0043
Lugar donde estuvo construido uno de los tanques principales de agua de la ciudad de Tikal
dsc_0044
Templo V, una estructura increíble por su restauración… miren el tamaño comparado con una persona (pequeña jaja)

A estas horas, nuestro día iba bien avanzado, eran aproximadamente las 10:30 am y aún nos quedaban dos lugares muy importantes que visitar, así que apuramos nuestro paso. Pero no sin antes pasar por un lugar que está en restauración actualmente! Donde pudimos ver las labores de los arqueólogos y personal asistente y también como se ven las estructuras en pleno descubrimiento.

Llegamos al antepenúltimo lugar de la visita: La acrópolis central de Tikal un complejo grandísimo con habitaciones y hasta camas de piedra que pudimos observar. Para esta hora, ya el parque estaba muy concurrido y habían grupos organizados. Llegamos a una estructura de 3 pisos desde la que pudimos observar el Templo V en el que estuvimos anteriormente. Increíble como estas estructuras se mantienen aún con la cantidad de años y la forma tan rústica en que fueron construidas.

dsc_0074
Acrópolis central de Tikal con edificios de viviendas
dsc_0075
Acrópolis centra de Tikal, imponente lugar
dsc_0076
Acrópolis central de Tikal, este edificio tiene un total de 3 pisos, y se mantiene aún en pie!
dsc_0089
Acrópolis central de Tikal y los accesos traseros en medio de la selva

Llegamos a una sección de la acrópolis central desde la que se tiene la mejor vista de la Plaza Central, ya habíamos estado el día de ayer en esta plaza así que ya no tuvimos la impresión de verla por primera vez, estaba muy muy concurrida pero igual sus pirámides son imponentes. Desde acá pudimos observar un pequeño juego de la pelota donde se puede apreciar mejor la subida para el árbitro y se puede observar que era un lugar muy privado. Visitamos además un balcón desde el que se tiene vista a la Plaza Central y que fue aposento de alguno de los grandes gobernantes de la ciudad, en este punto pudimos observar los colores originales rojos que cubrieron la ciudad alguna vez.

Y con una mañana súper exitosa, llegamos a la Plaza Central con la pirámide del Gran Jaguar y el Templo de las Máscaras, las dos estructuras principales, más altas e importantes, de acá obtenemos la típica foto que se asocia con  Tikal, básicamente su cara para el mundo entero. Cuando llegamos se encontraban unos mayas realizando las ceremonias de sus ancestros en uno de los altares y habían muchísimos turistas. Subimos a uno de los costados a observar una gran mascarada original donde se puede observar claramente un rostro. Volvimos a subir el templo de las Máscaras, que lleva ese nombre debido a las máscaras que se pueden observar en la parte superior (pero que si no nos dicen, no ponemos atención) y que es la única de las dos estructuras que se puede subir y estaba repleta de gente.

dsc_0110
Templo del Gran Jaguar en Tikal
dsc_0116
Plaza Central de Tikal
dsc_0131
Templo de las mascaradas

 

 

 

 

dsc_0140
Plaza Central de Tikal y el Templo del Gran Jaguar

Dimos unas vueltas más por aquí y por allá, pero el lugar estaba tan lleno de gente, que a mi me alegró que hubiéramos subido ayer a la plaza en la tarde, cuando lo tuvimos prácticamente solo para nosotros. Mi recomendación en este punto es llegar directamente a la Plaza Central para poder observarla sin tanta gente. Dimos por concluido nuestro tour, y volvimos con Valentín a la zona de los hoteles (como 20 minutos de la Plaza Central) a toda prisa porque estábamos justos de tiempo ya que a las 12:00 md teníamos que entregar nuestra habitación en Jaguar Inn. Llegamos, le pagamos a Valentín, agradecimos grandemente su servicio, solicitamos su contacto y nos despedimos, no sin antes recomendarlo con unos ticos que vimos y que nos saludaron (porque nuestro acento no se pierde y mi camisa de Costa Rica, menos).

Llegamos al hotel, sacamos nuestras mochilas y salimos a la zona donde está el kiosko de información donde nos habían informado que podríamos tomar un transporte colectivo para ir hacia Flores por 50Q (Poco menos de $7) y donde la chica Argentina del Jaguar Inn nos indicó claramente que no dejáramos que nadie intentara vendernos los tiquetes antes ni nada, que se pagaba justo al subir el colectivo. Compramos agua y unos pringles en uno de los puestos del parque y nos sentamos en la calle con nuestras mochilas a esperar. Estando ahí sentados, un señor en una buseta turística y con postal del INAGUAT (El Instituto de Turismo de Guatemala) nos preguntó si íbamos para Flores y nos ofreció llevarnos le preguntamos cuánto y nos cobró los mismos 50Q del colectivo, y como faltaba casi media hora para que saliera el colectivo y estábamos cansados, decidimos tomarlo.

El señor resultó ser un transporte privado que recogió a otras 12 personas, pero todos con tiquete ya comprado en alguna agencia probablemente, pero no era algo que nos preocupara mucho y estuvimos felices de poder ir directo hasta Flores sin paradas ni contratiempos y después de 1 hora y 15 minutos aproximadamente estábamos entrando en la Isla de Flores, el chofer muy amablemente nos dejó en la entrada del hotel (eso y que la isla es diminuta).

Llegamos a nuestro hotel en Flores Villa del Lago y por la hora aún no estaba lista nuestra habitación, tuvimos que esperar como media hora pero tenían una sala de espera con unos sillones tan bonitos que la verdad no nos importó, y dado que toda la mañana estuvimos de aventura en Tikal estábamos un poco cansados. Cuando finalmente nos entregaron la habitación, tenía un balcón y una vista espectácular! Sin embargo, al poco tiempo de estar por ahí se vino un diluvio y se nos metió el agua en la habitación por el balcón, pero nos lo solucionaron rápidamente y no pasó a mas.

dsc_0158
Isla de Flores, su lago y el reflejo de las nubes

Viendo que la lluvia no daba tregua y teníamos mucha hambre, como a las 4:00 pm decidimos salir… y justo cuando habíamos avanzado unas cuantas cuadras, la lluvia pasó a peor pero solo unos minutos. Caminamos por los techitos lo más que pudimos y el agua bajó… Para ese momento ya habíamos llegado al otro lado de la isla y estábamos frente al lago, vimos un restaurante muy bonito llamado Café Raíces justo al lado del lago con unos techos rústicos súper bonitos y decidimos probar suerte, donde debo decir fue el mejor restaurante que estuvimos en todo Guatemala: el servicio, la calidad y el precio inigualables!!

Pedimos una pizza que resultó ser cuadrada, pero antes como entrada pedimos una orden de pan de ajos que terminó estando tan buena y nosotros con tanta hambre que repetimos el pan de ajo! De verdad estuvo muy rico todo, un lugar súper recomendable para ir. Por un pichel de fresco de Jamaica, una pizza mediana súper grande que no nos pudimos terminar y 4 panes de ajo y pagamos 124Q (Unos $17). En el menú vimos unos café fríos demasiado apetecibles, pero habíamos comido tanto que no pudimos.

Salimos del restaurante y fuimos a dar un recorrido por la isla porque ya había parado la lluvia, caminamos por aquí y por allá por sus callecitas y llegamos nuevamente al lago para ver el atardecer, ahí nos sentamos un gran rato y tomamos algunas fotos… después bordeamos toda la isla y pudimos observar gente nadando en el lago! Recorrimos sus calles, pasamos por la iglesia y llegamos a nuestro hotel decididos a regresar a la habitación, pero en ese momento nos desviamos para comprar algunos regalos que queríamos llevar y total que se nos hizo de noche entre una cosa y otra y como quedamos antojados con los café frío del restaurante, no nos pudimos resistir y volvimos a Café Raíces… Pedimos un Kalúa y un Frapuchino y estuvieron deliciosos (el Frapuchino más que el Kalúa) y pagamos 48Q (Unos $6).

dsc_0199
Atardecer en la Isla de Flores

Ya entrada la oscuridad, tuvimos una nueva perspectiva de la isla con las luces de la ciudad que a mi me encanta disfrutar los lugares de esta forma…. las luces sobre el lago, la ciudad… todo! Volvimos a nuestro hotel a descansar un poco pero no sin antes detenernos a hablar con el dueño de nuestro hotel y que nos recomienda ir a comer a unos puestos de comida para probar un platillo tradicional, pero como recién habíamos comido pensamos que si más tarde teníamos hambre, podríamos ir.

dsc_0218
El lago Petén Itzá y las luces de Santa Elena de fondo

Como a las 9:00 pm nos decidimos a salir para probar la comida que nos recomendó el dueño del hotel, primero nos dimos una perdida por las calles de la isla (y eso que es pequeña) y cuando lo encontramos, nos dijeron que ya se estaban yendo y nos quedamos con las ganas… Caminamos por la orilla del mar y pudimos ver que esta isla tiene mucha vida a pesar de ser tan pequeña, y vida nocturna aún más! Habían muchos restaurantes tipo bares con música super animada y repleta de turistas buscando su dosis de fiesta, nosotros pasamos de lejitos y continuamos nuestro camino.

dsc_0224
Calles de la Isla de Flores de noche

En el camino, encontramos un pequeño supermercado donde compramos algunas cosas de picar y agua para el recorrido que nos esperaba mañana: nada más y nada menos que 8 horas aproximadamente en una buseta para llegar hasta el último lugar de nuestro recorrido: Semuc Champey. Casi en la salida de la isla (por el puente) pudimos observar restaurantes tipo familiares que parecía que pusieron unas mesas en el corredor de la casa, además pudimos ver un carrito de comida (tipo truck) que tenía buena pinta pero no nos apetecía mucho hamburguesas o ese tipo de comida. Y sin buscarlo, llegamos a una señal de “Petén” al mejor estilo de las principales ciudades del mundo! Algo que a mí me hizo mucha gracia y me gustó.

dsc_0223
Camión de comida en la Isla de Flores, súper bonito

A este punto ya no estábamos seguros si queríamos o no comer y todo indicaba que regresaríamos al hotel sin más, y justo cuando íbamos llegando al hotel vimos un restaurante al lado llamado Restaurante Típico Imperio y decidimos probar suerte, entramos y tuvimos una cena súper liviana en un lugar bien tranquilo. Nos terminamos decidiendo por unos nachos y a este punto ya estábamos bien cansados de las gaseosas así que pedimos agua sin más ni más.

dsc_0225
Nuestra cena liviana de nachos y agua 🙂

La salida de la noche al final fue bastante exitosa, nos permitió ver el estilo de la isla de noche… que yo debo decir que la Isla de Flores fue uno de mis lugares favoritos de Guatemala, y eso que no es fácil… pero me encantó la tranquilidad, lo pequeño del lugar, sus calles, la oferta de restaurantes. Es un lugar donde nos gustaría volver para pasar al menos 1 día más.

Pasadas las 10 volvimos a nuestro hotel, felices de haber visitado Flores y preparados para nuestra siguiente y última aventura hacia un lugar remoto en Guatemala, que yo tenía mucha ilusión de conocer pero que no tenía idea de lo complicado que se iba a volver: Semuc Champey.

Resumen de Gastos Día 6

 

Gasto Categoría Total
Desayuno Hotel Jaguar Inn Comida $16
Guía Tikal  Tour $41
Capa contra lluvia  Otros $3
Transporte colectivo Tikal – Flores  Transporte $14
Almuerzo Flores Restaurante Café Raíces  Comida $17
Café Flores Restaurante Café Raíces Comida $6
Cena Flores Restaurante Típico Imperio Comida $9
Snacks para viaje a Semuc Champey  Comida $5
Total día 6 (para 2 personas) $111

Día 5 – Yaxhá y Tikal Diario Día 7 – Traslado a Semuc Champey
Itinerario completo Guatemala

2 Comments

  1. Hola Sharon. Primero agradecer tu trabajo con los comentarios del viaje a Guatemala, son de gran ayuda.
    A finales de este mes iremos a visitar Guatemala y entre otros lugares obviamente está Tikal y Yaxha. En tus comentarios mencionas a un taxista con quién hicisteis el traslado a estos recintos arqueológicos, Don Rolando, al igual que D. Moisés quien os guio la visita a Yaxha. Te agradecería que me facilitases los datos de contacto así como de quienes consideres han sido buenos profesionales.
    Muchas gracias y saludos desde España
    Luis

  2. Hola,
    Estoy planeando hacer mi viaje a Guatemala y me estoy basando mucho en su itinerario, el cual me parece buenísimo.
    Sería posible que me proporcionaras el numero de contacto de Valentin.
    Mil gracias y muchas felicidades por su blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *